Más de 30 integrantes de agrupaciones de extrema izquierda fueron detenidos hoy en la histórica Plaza de Mayo de Buenos Aires por un violento enfrentamiento con la Policía que dejó a dos agentes heridos, precisaron fuentes oficiales.

Los arrestados pertenecen a las agrupaciones Quebracho y Movimiento Argentino Revolucionario (MAS), que atacaron con piedras a los agentes que custodian de forma permanente la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino, informó el Ministerio de Seguridad a la agencia estatal Télam.

Los hechos ocurrieron durante una manifestación de los grupos de izquierda en repudio al "violento desalojo" que anoche afrontaron miembros de la Asociación de Docentes de la sureña provincia argentina de Santa Cruz (Adosac), durante una protesta en la capital argentina, dijeron fuentes gremiales.

El sindicato docente, en huelga desde hace dos meses por reclamos salariales, aclaró sin embargo a Efe que no participó hoy del enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

Anoche, la Policía Federal desalojó a la fuerza con camiones hidrantes el campamento que habían montado los maestros frente a la sede del Ministerio de Trabajo para pedir al Gobierno nacional que intervenga en el conflicto que mantiene prácticamente paralizadas las clases en la provincia patagónica.

"La represión fue brutal. Nos arrasaron", denunció en declaraciones a Efe el secretario de Finanzas de Adosac, Ezequiel Alós.

Tras el desalojo, los maestros marcharon hoy por el centro de Buenos Aires, a la espera de que en una asamblea provincial se decidan los pasos a seguir, arropados por varios sindicatos y grupos políticos de izquierda, como el trotskista Partido Obrero.

Esta tarde, antes de que se produjeran los incidentes, entregaron un petitorio en la Casa Rosada para solicitar que el Gobierno nacional abra una mesa de diálogo para solucionar el conflicto.

Hace unos días, el Gobierno de la provincia de Santa Cruz decretó un aumento salarial del 25 % que fue rechazado por la Adosac, que exige una subida del 50 %.

El paro de los maestros ha incluido en estos dos meses el bloqueo temporal del tránsito en dos pasos de la frontera con Chile, así como las vías de acceso a explotaciones e instalaciones petroleras de Santa Cruz, una de las más importantes provincias productoras de hidrocarburos del país.