Los fiscales del juicio contra el médico Conrad Murray por la muerte de Michael Jackson solicitaron hoy en Los Ángeles un nuevo aplazamiento del proceso para preparar su argumentación del caso, informó la cadena CNN.

El fiscal del distrito, David Walgren, alegó "problemas de agenda" para justificar su necesidad de postergar tres semanas más el inicio del juicio, cuya selección del jurado está previsto que comience el 8 de septiembre.

Los abogados de la defensa no pusieron inconveniente a un nuevo retraso.

El magistrado Michael Pastor, que dijo que había tenido que reorganizar su calendario de trabajo para poder empezar el juicio a principios de septiembre, anunció que dará a conocer su decisión sobre el aplazamiento el 12 de julio.

El juicio por la muerte del cantante se fijó en un comienzo para el mes de marzo y fue pospuesto a mayo por falta de tiempo de preparación para fiscalía y defensa, para posteriormente sufrir un nuevo retraso hasta el 8 de septiembre.

Este sábado se cumplirán dos años del fallecimiento del "rey del pop", víctima de una sobredosis de medicamentos, entre ellos un potente anestésico hospitalario de nombre propofol.

Su médico personal, Conrad Murray, se enfrenta a una pena de hasta 4 años de cárcel por un delito de homicidio involuntario.

Murray es el único acusado en este caso y siempre ha defendido su inocencia.

Según la fiscalía, el médico fue el responsable de suministrar a Jackson el cóctel de medicamentos que acabó con su vida.

Los días antes de su muerte, el cantante estaba realizando en Los Ángeles los ensayos de cara a la gira veraniega que iba a comenzar en Londres con el título "This Is It" y que dieron origen a más de 100 horas de grabaciones que sirvieron para realizar el documental póstumo estrenado en 2009 con ese mismo título.

El juez Michael Pastor autorizó hoy a la defensa de Murray que revise todas las imágenes tomadas durante los dos últimos días de ensayos, aunque no especificó si los abogados podrán usar esas grabaciones en el juicio.