El experto brasileño en seguridad alimentaria y actual subdirector de la FAO, José Graziano Da Silva, dijo hoy que el mundo necesita "una fuerte y eficaz FAO, ahora mas que nunca".

"Ha habido un largo periodo de negligencia en agricultura, pesca, bosques y desarrollo rural y seguridad alimentaria", indicó Da Silva, uno de los seis candidatos para encabezar la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y el Desarrollo (FAO).

Precisó que "la actual crisis económica global y crisis de alimentos es una llamada al despertar. Nos recuerda cómo estamos de interconectados, y es más evidente en la alimentación y en la agricultura".

Para el actual subdirector de FAO, una nación sola puede hacer mucho para estimular su agricultura y asegurar su acceso a los alimentos.

"Pero -subrayó- otros temas tienen que ser tratados a gran escala. Ello incluye la gobernanza de la seguridad alimentaria, las enfermedades trasnacionales, la conservación de los bancos de pesca en los océanos y el impacto del cambio climático.

"Son temas con los que la FAO tiene que lidiar", aseveró.

Agregó: "Estamos de acuerdo que hay un desequilibrio entre las expectativas de los estados miembros sobre lo que FAO debe hacer y los poderes y recursos dados a la organización".

"La agenda de FAO crece más rápidamente que su capacidad de respuesta", dijo.

Y relató que miembros de la FAO han llamado a una mayor cooperación técnica en nuevas áreas.

"Quisiera responder con promesas, si soy elegido, (...) como que podría movilizar más de 20 billones de dólares en los próximos años. Pero sería demagógico e irresponsable, especialmente en un momento en que los países donantes atraviesan dificultades financieras", indicó.

Aunque afirmó estar "determinado a solucionarlo trayendo países de ingresos medios, incrementando la cooperación sur-sur y expandiendo acuerdos triangulares que impliquen a países donantes e fundaciones internacionales".

Y abordó la tremenda maquinaria que supone FAO.

"Estamos de acuerdo que FAO tiene mucho que hacer para mejorar su eficacia y librarse de la burocracia. La organización debe descentralizarse, pero no de forma que "en una quepan todas".

"Estoy encantado -continuó- con que muchos gobiernos, sobre todo de Latinoamérica, Asia y África, me hayan dicho que están interesados en profundizar sus trabajo con la FAO para mejorar la situación de la mujer".

Da Silva confirmó que África tiene que continuar siendo la mayor prioridad de FAO.

Aludió al nuevo concepto de "economía azul" para la conservación de los recursos marinos y a los países que se enfrentan a la falta de agua en Asia Central, Cercano Oriente y Norte de África y que ven en la FAO un papel fundamental para solucionar el problema.

Finalizó con "que

"Lo que ustedes voten mañana tendrá un largo efecto en FAO", resumió Da Silva, quien se despidió con una frase de John Lennon: "Un sueño, tu sueño solo es un sueño. Un sueño, soñar juntos es realidad".