El paisaje cafetalero colombiano entró hoy en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en la que se incluyeron también el centro histórico de Bridgetown (Barbados) y su guarnición militar, entre otros.

En la zona cafetalera colombiana se produce el que está considerado el mejor café suave del mundo, que supuso la actividad principal de la economía de este país sudamericano durante gran parte del siglo pasado y generó su región con mayor calidad de vida.

La reunión mantenida hoy por el Comité del Patrimonio Mundial de ese organismo aceptó también los bosques antiguos de hayas de Alemania y los templos, jardines y sitios arqueológicos representativos de la Tierra Pura budista, en Japón.

Del centro histórico de Bridgetown y de su guarnición militar se destacó que es un ejemplo sobresaliente de la arquitectura colonial británica, cuya distribución de las calles, en forma de serpentina, "muestra una forma de planeamiento urbano diferente a la de otras ciudades coloniales de la región construidas por los españoles y los holandeses".

Por otra parte, se consideró que los citados bosques alemanes "representan ejemplos de la evolución ecológica y biológica postglacial en curso en los ecosistemas terrestres y son indispensables para comprender cómo el haya europea llegó a tener un dominio absoluto en lugares con condiciones ambientales diversas".

La inscripción de estos últimos representa una ampliación del sitio de los bosques primarios de hayas de los Cárpatos, que suma 4.391 hectáreas a las 29.827 hectáreas de esos hayedos eslovacos y ucranianos, y con ellos ese enclave ahora trinacional pasa a ser denominado Bosques primitivos de hayas de los Cárpatos y hayedos antiguos de Alemania.

En tanto, del conjunto nipón, que posee vestigios de edificios gubernamentales que datan de los siglos XI y XII, se indicó que "dio lugar a una noción de la planificación arquitectónica y del diseño de jardines en el Japón que es única en su género".

El Comité del Patrimonio está examinando un total de 35 candidaturas de sitios naturales, culturales y mixtos en el curso de su trigésimoquinta reunión, que se inició el pasado domingo en la sede de la UNESCO en París y se celebra hasta el próximo 29 de junio.