José Graziano da Silva, candidato de Brasil a la dirección de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se comprometió el sábado a hacer más efectiva la lucha contra el hambre que padecen 1.200 millones de personas en el mundo.

La FAO, con sede en Roma, elegirá el domingo a su nuevo director general, cargo al que aspiran seis candidatos, entre ellos Da Silva y el español Miguel Angel Moratinos, que aparecen como los favoritos.

Da Silva, de 61 años, subdirector de la FAO, fue el creador del exitoso programa Hambre Cero implementado durante el gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil (2003-2011), cuando se desempeñaba como Ministro Extraordinario de Seguridad Alimentaria.

La FAO "tiene mucho que hacer para mejorar su eficacia y librarse de la burocracia" y se "debe descentralizar", dijo el brasileño.

"Ha habido un largo periodo de negligencia en agricultura, pesca, bosques y desarrollo rural y seguridad alimentaria", agregó.

Reconoció que "hay un desequilibrio entre las expectativas de los estados miembros sobre lo que FAO debe hacer y los poderes y recursos dados a la organización" y aseguró que muchos gobiernos, sobre todo de América Latina, Asia y Africa, le han manifestado su interés en "profundizar su trabajo con la FAO para mejorar la situación de la mujer".

A su juicio, Africa tiene que continuar siendo la mayor prioridad de FAO, cuyos 54 países miembros se estiman que son decisivos en la elección del nuevo director general.

La FAO, agregó, debe desempeñar un papel fundamental en la conservación de los recursos marinos y ante los problemas que enfrentan los países por la falta de agua en Asia Central, Medio Oriente y Norte de Africa.

De ser elegido, dijo, buscará incrementar la cooperación sur-sur.

Ningún latinoamericano ha dirigido la FAO desde su fundación en 1945.

Además de Graziano da Silva y Moratinos, ex ministro de Relaciones Exteriores de España, los otros candidatos son Franz Fischler (Austria), Indroyono Soesilo (Indonesia), Mohammad Saeid Noori Naeini (Irán) y Abdul Latif Rashid (Irak).

Los 191 países miembros elegirán entre estos seis candidatos en votación secreta al sucesor del senegalés Jacques Diouf durante su 37 Conferencia que se celebra en Roma del 25 de junio al 2 de julio. Será elegido el que obtenga la mitad más uno de los votos emitidos.

El nuevo director general asumirá el 1 de enero de 2012 y permanecerá en el cargo hasta el 31 de julio de 2015. Podrá ser reelegido por un único mandato adicional de cuatro años. Diouf fue elegido en 1994, con un mandato de seis años y fue reelegido dos veces.