Una nube con los remanentes de las cenizas de un volcán chileno obligó a postergar varios vuelos regionales e internacionales en Uruguay el viernes y las primeras horas del sábado, informaron las autoridades aéreas.

La situación se normalizó horas más tarde, luego que las aerolíneas decidieron retomar sus actividades por un mejoramiento en las condiciones en la tarde.

En total se cancelaron 11 partidas y 12 arribos, según la información de la página web del aeropuerto internacional de Carrasco, pero hay seis llegadas que figuran como "demoradas" por las dificultades en otras terminales de países vecinos.

Se trató de una "situación extraña", dijo el sábado a The Associated Press la directora de meteorología aeronáutica del aeropuerto, Laura Vanoli.

Aseguró que la nube de cenizas no es visible "debido a que son remanentes que se desplazan al menos a 2.400 metros de altura", pero que "de todas formas su presencia determina estos problemas en el tráfico aéreo".

"La masa de las cenizas volcánicas está a la altura del volcán Cordón Caulle de Chile, pero evidentemente, los vientos del sur-suroeste han traído remanentes que determinan que las empresas aéreas no se arriesguen y reprogramen sus vuelos", entre ellos los de Iberia y American Airlines, agregó.

El viernes llegó de Madrid un vuelo de Iberia con destino final en el aeropuerto internacional argentino de Ezeiza, pero debió permanecer en Carrasco por las malas condiciones del aire. Los pasajeros con destino a Buenos Aires fueron trasladados en barco a la capital del país vecino. El viernes estuvieron cancelados los vuelos en Ezeiza y en el Aeroparque de la capital argentina.

Ese vuelo de Iberia se programó para retornar a España desde Montevideo el sábado a la noche y los pasajeros procedentes de Buenos Aires serían traídos en barco hasta Carrasco. Las autoridades dijeron que tampoco podían asegurarse totalmente debido a lo cambiante de la situación.

American Airlines canceló un vuelo hacia Miami. Las autoridades resaltaron que la situación puede complicarse porque en Uruguay comenzaron las vacaciones estudiantiles del invierno austral y la demanda de vuelos regionales o internacionales es más grande.

Hasta el sábado por la mañana en Carrasco se habían cancelado más de media decena de vuelos, entre ellos uno de la empresa Gol hacia Porto Alegre y Sao Paulo, en Brasil.

En Chile, en tanto, las cenizas el cordón volcánico fueron llevadas este sábado hacia el norte del lugar de la erupción iniciada el 4 de junio y afectaron ciudades y localidades de la región del BíoBío, las que fueron cubiertas por una fina capa.

La situación provocó la suspensión de los vuelos desde y hacia la ciudad de Concepción, a 500 kilómeros al sur de Santiago.