El presidente de Ecuador, Rafael Correa, señaló hoy que algunas de las organizaciones no gubernamentales (ONGs) que trabajan en la zona de frontera norte son "cómplices" de grupos irregulares.

El jefe de Estado indicó en su informe semanal de labores que en la zona fronteriza trabajan setenta organizaciones no gubernamentales extranjeras lo que, en su criterio, "amerita aunque sea un estudio de seguridad nacional".

Correa apuntó que "hay algunas (ONGs) que, incluso, son cómplices de grupos irregulares. Hay otras que son de extrema derecha, otras que hacen trabajos muy buenos pero tienen que coordinar con el Estado ecuatoriano".

Añadió que la mitad de esas setenta organizaciones no gubernamentales son norteamericanas.

"La nueva estrategia de la derecha norteamericana, como ya no puede ganar elecciones, es financiar estas ONGs para impulsar sus políticas para desestabilizar a los Gobiernos progresistas, no podemos caer en esas trampas", señaló.

El Gobierno ecuatoriano busca regular la existencia de este tipo de organizaciones en el país.

"Lo que estamos haciendo es regularizando, que informen, que cumplan con la normativa y que se dediquen a ayudar coordinadamente con el Estado, que no se dediquen a hacer política", comentó el jefe de Estado.