Las acciones cayeron el viernes, dando al mercado otra semana perdedora, luego que las ganancias pobres de dos compañías tecnológicas importantes sugirieron que las empresas invirtieron menos en tecnología al disminuir el ritmo de recuperación económica.

Los temores de una propagación de la crisis de deuda europea también pesaron en los mercados. Las acciones de bancos italianos se desplomaron y se detuvo el comercio de algunas de ellas después de que la calificadora Moody's advirtió que podría reducir sus graduaciones de crédito.

"Pienso que atemorizó a mucha gente", dijo Frederick Rizzo, quien analiza los bancos europeos para T. Rowe Price. "Los mercados están sensibles en este momento".

El promedio industrial Dow Jones cayó 115,42 puntos, o 1%, a 11.934,58. El índice Standard & Poor's 500 perdió 15,05 unidades, o 1,2%, a 1.268,45. El indicador compuesto Nasdaq retrocedió 33,86 puntos, o 1,3%, a 2.652,89.

La caída borró las ganancias de toda la semana del Dow y del índice S&P. El mercado amplio ha descendido en siete de las últimas ocho semanas, debido mayormente a preocupaciones de que está disminuyendo el ritmo de crecimiento de la economía de Estados Unidos y de que los problemas de deuda en Europa pueden llevar a otra crisis financiera. El S&P 500 ha perdido 7% desde que llegó a su nivel más alto del año, el 29 de abril.

Las emisoras del sector tecnológico estuvieron ampliamente a la baja. Micron Technology Inc. cayó 14,5% después de que la compañía dijo que una menor venta de microprocesadores de computadora daño sus ganancias, las cuales fueron muy inferiores a lo esperado por los analistas. Oracle Corp. perdió 4% luego de un descenso agudo de sus ventas de equipos informáticos. Cisco Systems Inc. retrocedió 3,5%, y Microsoft Corp. 1,3%.

Los precios de los bonos gubernamentales subieron a su nivel más alto del año luego que los inversionistas se inclinaron por activos de bajo riesgo. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, el cual se mueve en sentido contrario a su precio, bajó a 2,86%.

La economía estadounidense se ha enfriado desde finales de abril. Reportes recientes sobre vivienda, desempleo, manufactura y ventas al por menor han reportado un debilitamiento de todos esos sectores. La crisis de deuda de Grecia y temores de que el crecimiento de China es más lento han empujado a la baja los mercados.

"Nadie está esperando buenas noticias, pero si son peores de lo esperado, éste es un mercado muy tambaleante", comentó Uri Landesman, presidente de Platinum Partners, un fondo de inversión libre.

Landesman espera que el Standard & Poor's 500 caerá al nivel de 1.200 puntos este verano cuando más empresas reporten sus resultados del segundo cuarto el próximo mes. La vez anterior que el S&P 500 cruzó esa barrera fue en diciembre del 2010.

Las acciones cayeron a pesar de que el gobierno reportó que la economía creció en el primer cuarto a una tasa analizada de 1,9%, ligeramente superior al esperado aumento de 1,8%.

Dos emisoras perdieron terreno por cada una que avanzó en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen fue ligeramente superior al promedio, con 4.400 millones de acciones operadas

El petróleo West Texas Intermediate para entrega en agosto se incrementó 14 centavos, a 91,16 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. En el mercado londinense ICE, el crudo Brent del Mar del Norte decreció 2,14 dólares, a 105,12.

En Europa, el FTSE 100, indicador de las principales empresas británicas, se incrementó 23,34 puntos, el 0,41%, a 5.697,72. El DAX alemán bajó 28,06 enteros, el 0,39%, a 7.121,38, y el CAC 40 francés bajó 2,99 unidades o 0,08%, a 3.784,80.

En Japón, el índice Nikkei 225 bajó 0,9% , para cerrar a 9.678,71 unidades.