Un grupo de "hackers" (piratas informáticos) volvió hoy a atacar varios sitios en internet del Gobierno brasileño, como la página del Ministerio de Deportes, del Senado y de la Presidencia, informaron fuentes oficiales.

El Ministerio de Deportes comunicó a través de su oficina de prensa que el ataque fue "periférico" y no alteró el sistema central de la página ni el banco de datos.

Según la estatal Agencia Brasil, el ministerio optó por retirar la página de la red por unas horas para realizar una inspección de seguridad.

La página del Senado estuvo también sin accesos, pero la Cámara alta evitó pronunciarse sobre el asunto.

Los supuestos responsables de los ataques, a través de su perfil en la red social Twitter, anunciaron un ataque a la página de la petrolera estatal Petrobras, que salió también de la red, pero que según la compañía fue por razones de mantenimiento.

El miércoles, la Presidencia brasileña dijo haber repelido un intento de ataque de grupos de piratas informáticos a su página en internet, así como a las webs de la administración federal de impuestos y del oficial Portal Brasil.

Los ataques, según la Presidencia, fueron a través de "robots electrónicos".

Un grupo denominado como LulzSecBrazil y que dice formar parte del movimiento mundial LulzSec se atribuyó los ataques en una serie de mensajes publicados en Twitter.

Supuestos datos personales de la presidenta Dilma Rousseff y del alcalde de Sao Paulo, Gilberto Kassab, obtenidos a través de la violación de los sitios, estarían en manos de los "hackers".

LulzSec se ha atribuido en las últimas semanas ataques a portales de varias empresas y agencias gubernamentales, incluyendo la CIA, de Estados Unidos, y la multinacional Sony.