El asesor especial del Secretario General de Naciones Unidas en temas de Seguridad Humana, Yukio Takasu, aseguró hoy en Quito que ve conceptos sobre ese capítulo en la Constitución ecuatoriana, que pregona el "Buen Vivir".

"Creo que Ecuador aporta a este concepto porque es uno de los pocos países que tiene en su Constitución postulados que están cercanos a lo que se concibe como seguridad humana", afirmó Takasu en una entrevista con Efe.

El diplomático japonés promueve los enfoques de seguridad humana en las actividades de la ONU y comentó que uno de los objetivos de su tarea es diseñar hasta 2012 un concepto único sobre este tema para que sea aceptado por todas las naciones.

El también representante permanente del Japón ante la ONU señaló que le ha llamado la atención que en la Carta Magna de Ecuador se plasmen conceptos como el "Buen Vivir" o "Sumak Kausay" (en quechua), así como el de la inclusión social.

"Otros países no tienen" este tipo de conceptos en sus leyes pero, "si pensaran de este modo, el mundo se podría volver más agradable, más solidario, con menos problemas", apuntó Takasu.

Para él, "la seguridad humana es solidaridad, es igualdad, es ser sensible" ante los problemas de los demás y eso es lo que busca en el trabajo que le ha encomendado la ONU.

"Hasta ahora ha sido ampliamente apoyado" el concepto sobre seguridad humana que implica la "ausencia de miedos y oportunidades iguales" para todos los seres humanos, añadió Takasu, aunque remarcó que ello implica, sobre todo, "solidaridad y sensibilidad".

"Es natural pensar en sí mismo, pero uno tiene que ser sensible ante los desastres naturales, ser sensible ante el hambre" y ante cualquier tipo de problema que atañe a la humanidad, subrayó.

"Por ejemplo, hubo el tusnami en Japón y hubo mucha gente lastimada y en esas circunstancias es natural pensar en uno mismo, pero hay que pensar en el resto y resolver los problemas de los demás", dijo.

"Fue interesante que niños de escuelas de Ecuador hicieran una colecta y entregaran esa ayuda a los afectados en Japón... Eso es solidaridad, pensar en el resto de la gente", añadió Takasu, que vio en las guerras la causa de los problemas actuales.

"La guerra destruye todo, no solamente un país, sino la vida, por lo tanto tenemos que hacer lo que sea para combatir las guerras y frenar las guerras, pero ese es un trabajo diplomático y político. La seguridad humana debe prevenir ese tipo de situaciones", apostilló el asesor de Naciones Unidas.

"En el mundo hay gente que sufre de hambre, de guerras, de discriminación; en esto es lo que debemos trabajar, tratar de vencer esto" y proveer de insumos para solucionarlos, agregó.

Tasaku ofreció también hoy una conferencia sobre este tema en la Cancillería en Quito, donde estuvo acompañado por el vicecanciller ecuatoriano, Kintto Lucas, y las ministras coordinadoras de Patrimonio, María Fernanda Espinosa, y de Desarrollo Social, Jeannette Sánchez.