U2 y su vocalista Bono son reconocidos por sus esfuerzos para combatir la pobreza global, pero un grupo de activistas que acusa a la banda irlandesa de evadir impuestos tenían previsto hacer una manifestación durante su concierto el viernes en el festival de Glastonbury en Inglaterra.

El grupo anticapitalista Art Uncut dijo que los manifestantes exhibirán carteles y pancartas frente a las cámaras que graban el concierto de U2 en el Escenario Piramide, el principal del festival.

Charlie Dewar, miembro del grupo, dijo que Bono hace campaña contra la pobreza en el mundo subdesarrollado pero evita pagar impuestos en Irlanda en un momento cuando el país, golpeado por medidas de austeridad, necesita dinero de manera desesperada.

Irlanda, que ha aceptado un paquete de rescate internacional, ha sufrido recortes profundas de gasto, incrementos de impuestos y creciente desempleo mientras trata de evitar que su economía, severamente endeudada, cae en la bancarrota.

"Los impuestos que se han quedado en la cuenta de la banda deberían estar ayudando a mantener abiertos los hospitales, las escuelas y la bibliotecas que están cerrando por todo Irlanda", dijo Dewar.

U2, la banda mas exitosa de su país, recibió fuertes críticas en 2006 por trasladar su sede empresaria de Irlanda a Holanda, donde las regalías sobre la música prácticamente no están sujetas a impuestos.