Un teléfono móvil de un mensajero de Osama Bin Laden, incautado en la operación en la que murió el terrorista de origen saudí el mes pasado, sugiere vínculos entre el líder de Al Qaeda y la inteligencia paquistaní, según el diario The New York Times.

El periódico señala en su edición digital que el teléfono contiene contactos de un grupo militante vinculado con los servicios de inteligencia de Pakistán, según dos altos funcionarios estadounidenses no identificados.

El descubrimiento indica, según el rotativo neoyorquino, que Bin Laden utilizó el grupo, Harakat-ul-Mujahedeen, como parte de su red de apoyo dentro del país, según los funcionarios consultados por el Times.

El hallazgo también plantea interrogantes de si el grupo y otras organizaciones similares ayudaron a proteger y respaldar a Bin Laden en nombre de los servicios de inteligencia paquistaníes, dado que estos protegieron a Harakat y le permitieron operar en su territorio durante al menos dos décadas.

Los analistas que hicieron un seguimiento de las llamadas en el teléfono móvil concluyeron que los comandantes de Harakat que aparecían entre los contactos del mensajero de Bin Laden habían llamado a funcionarios de inteligencia paquistaníes.

Los funcionarios puntualizaron, de todos modos, que no hay una prueba contundente que indique que los servicios de espionaje de Pakistán dieron cobijo a Bin Laden.