Daniel Passarella abandonó momentáneamente su oficina de la presidencia de River Plate y se vistió de ropa deportiva el viernes para colaborar en la práctica del equipo que el domingo se jugará la permanencia en la primera división ante Belgrano de Córdoba.

El "Kaiser", que hace casi dos años asumió como presidente de River, sorprendió vestido con ropa de entrenamiento, botines y una chaqueta negra con el escudo millonario en uno de los campos de juego del Hindú Club de Don Torcuato, suburbio al norte de la capital.

La práctica fue a puertas cerradas, pero los canales de televisión lograron captar algunas imágenes desde lejos.

River, máximo campeón del fútbol argentino con 33 títulos, vive un momento inédito de su historia: podría descender si como mínimo no iguala la serie que Belgrano, equipo de la segunda categoría que le ganó 2-0 el miércoles en el partido de ida por la llamada Promoción.

La aparición de Passarella en la práctica ocurre justo un día después que cientos de fanáticos "millonarios" reclamaran su renuncia en un protesta frente al estadio Monumental, que tuvo que ser dispersada por la policía luego de que un grupo de hinchas intentó ingresar por la fuerza al club.

El ex defensor campeón del mundo con Argentina en 1978 es apuntado como el principal responsable de la debacle del conjunto, entre otras cuestiones porque no reforzó el plantel para disputar un semestre trascendental en la historia de la institución. Para completar el panorama, a los jugadores se les debe una fortuna.

El presidente también fue cuestionado por no acompañar al equipo en la visita a Córdoba.

"Los que crean que el presidente Daniel Passarella y su comisión directiva, elegidos en legitimas elecciones y hoy apoyados por una obvia mayoría de socios e hinchas, puedan bajar los brazos o siquiera entregarse a debilidades o abandono de responsabilidades, desconocen en profundidad el espíritu que nos animó y que nos anima", se informó el jueves por la noche a través de un comunicado publicado por el sitio oficial del club.

"Eso sería dejarle las puertas abiertas a quienes promovieron y son los mayores responsables de esta actualidad indeseable, claramente identificados por la gente", agregó, en un referencia indirecta a la anterior comisión directiva encabezada por José María Aguilar.

En este clima, el "Kaiser" se presentó el jueves por la noche en el Hindú Club y allí permanecerá junto a los jugadores y el técnico Juan José López hasta el partido del domingo.

En el campo de entrenamiento, se lo vio a Passarella dar algunas indicaciones y dialogar con integrantes del cuerpo técnico. Cuando el portavoz del club le advirtió que algunas cámaras de televisión estaban tomando desde lejos imágenes, el presidente no se inmutó y permaneció en el lugar.

Para el choque de vuelta, River no podrá contar con tres de sus pilares que recibieron la quinta amarilla: los defensores Paulo Ferrari y Adalberto Román, y el capitán Matías Almeyda.

Un probable equipo sería: Juan Pablo Carrizo, Jonatan Maidana, Alexis Ferrero, Leandro González Pirez, Roberto Pereyra, Walter Acevedo, Ezequiel Cirigliano, Carlos Arano, Erik Lamela, Mariano Pavone y Leandro Caruso.