Oprah Winfrey recibió el viernes un doctorado honorario de una universidad de Sudáfrica conocida por sus tensas relaciones raciales y dijo que la institución ha convertido sus malas experiencias en una oportunidad para enfrentar los retos de la reconciliación y el arrepentimiento.

Hace cinco años, cuatro estudiantes blancos de la Universidad del Estado Libre hicieron un video que humilló a trabajadoras de limpieza negras, que fueron grabadas comiendo un guiso mezclado con orina. Los estudiantes también expresaron oposición a que se permitiera el ingreso de estudiantes negros a la institución históricamente blanca.

Jonathan Jansen, quien en 2009 se convirtió en el primer rector negro de la universidad, ha sido reconocido por promover el cambio.

Algunos acusaron a Jansen de ceder demasiado a los racistas cuando dirigió una discusión pública entre los estudiantes, las trabajadoras y la universidad sobre la importancia perdonar en Sudáfrica después del segregación racial. En una ceremonia en la universidad este año, las trabajadoras aceptaron las disculpas de los estudiantes.

Después de recibir su doctorado honorario en educación, Winfrey invitó a las cinco trabajadoras a que subieran al escenario y las llamó héroes.

"Lo que pasó aquí en la Universidad del Estado Libre en el sentido de la reconciliación racial, de la paz y la harmonía, de un corazón comprendiendo y abriéndose a otro, no fue menos que un milagro", dijo Winfrey. "Esta es la verdadera Sudáfrica nueva".

Winfrey visita frecuentemente Sudáfrica, donde creó una escuela en 2007 dedicada a mujeres jóvenes inteligentes de todas las razas en una sociedad donde están desfavorecidas por tradiciones conservadoras y malas escuelas que son una herencia de la segregación racial.