El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo hoy que las parejas homosexuales merecen tener "los mismos derechos" que cualquier otra pareja en el país, durante su primer acto de recaudación de fondos con la comunidad gay en Nueva York.

Su discurso ante alrededor de medio centenar de homosexuales en Nueva York se produce en pleno debate en el estado sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, lo que lo convertiría en el sexto estado, y con mucho el mayor, en legalizar las nupcias entre homosexuales.

El inquilino de la Casa Blanca, quien recibió sonoros aplausos, durante varios momentos de su discurso, reveló a su audiencia el contenido de una carta recibida de un adolescente homosexual residente de una pequeña ciudad estadounidense.

"Me dijo que era gay. No se lo había contado a sus padres, no creía que fuese seguro ser abiertamente él mismo", mencionó el presidente, quien dijo que el joven de 17 años esperaba el día en el que no tuviese que sentir miedo.

"Estoy seguro de que alcanzaremos la igualdad que se merece este joven", afirmó Obama, quien adelantó, de todos modos, que no será un camino fácil sino lleno de obstáculos.

Recordó, por lo demás, que ha habido ya un "enorme progreso" desde que él llego a la Casa Blanca en enero de 2009.

Mencionó, en ese sentido, la revocación en diciembre pasado de la ley conocida como "Don't Ask, Don't Tell" (DADT, "No preguntes, no cuentes") que impedía a los soldados abiertamente homosexuales servir en las Fuerzas Armadas del país.

Los asistentes al acto de recaudación de fondos con Obama pagaron hasta 35.800 dólares por participar en la velada con el presidente.

Alrededor del lugar donde se celebró el evento, algunos miembros de la comunidad homosexual se manifestaron a favor de la legalización del matrimonio entre homosexuales y pidieron que el mandatario aclare su postura acerca de esa medida, que está pendiente de aprobarse en el estado de Nueva York.

"Estamos cansados de ser ciudadanos de segunda clase. Obama no apoya el matrimonio porque teme no ser reelegido presidente", dijo en declaraciones a Efe un colombiano que se identificó como Sergio y que formaba parte de una protesta en la que abundaron las banderas del arco iris y mensajes reivindicativos en numerosas pancartas.

"Declaren ilegal la guerra, no los matrimonios", "Matrimonios ahora" o "¿Va a reconocer mis derechos?", eran algunos de los eslóganes que portaban los manifestantes, que exigieron a Obama que se extiendan a la comunidad homosexual los beneficios que la ley federal otorga a parejas heterosexuales.

La venezolana Luz Marina Valverde era otra de las integrantes en la manifestación y, según explicó a Efe, acudió pese a la amenaza de lluvia para mostrar su apoyo a su hijo de 27 años, abiertamente homosexual.

"Lo apoyo porque es mi hijo y porque lo respeto y admiro. Es injusto que no le permitan tener los mismos beneficios de los que disfrutan otras personas", argumentó Valverde.

"Es mi único hijo varón y él no va a cambiar. No es un criminal, es una excelente persona con buenas cualidades. ¿Qué más puedo pedir?", añadió en declaraciones a Efe a esta madre.

Además de las protestas a favor de la legalización del matrimonio homosexual, otros neoyorquinos también mostraron ante el lugar en el que habló Obama su disconformidad ante la situación económica y pidieron al presidente que evite que persistan los despidos y aumente el desempleo.

La visita del presidente provocó la movilización de un gran número de agentes de la Policía de Nueva York, que cercaron con vallas de seguridad las inmediaciones del recinto en el que habló en una jornada caracterizada también por la congestión del tráfico en Manhattan debido a las calles que estaban cerradas por donde transcurría la comitiva presidencial. EFE

tb-rh/mv-dvg/lnm