El ministro chileno de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, dijo hoy que su Gobierno no se pronunciará sobre los honores en Bolivia a los 14 soldados de ese país detenidos la semana pasada en Chile, tras ser sorprendidos armados y tripulando vehículos robados.

Moreno, no obstante, subrayó que los hechos "están claros", al ser preguntado por el acto que encabezó hoy en la ciudad de Oruro el presidente de Bolivia, Evo Morales, en el cual los militares fueron ascendidos y condecorados.

A Chile "no le corresponde comentar lo que hagan nuestros vecinos", dijo a los periodistas el jefe de la diplomacia chilena, pero a continuación subrayó que los hechos ocurridos a partir del 17 de junio, con la detención de los uniformados bolivianos en territorio chileno, "son claros".

"En lo que hagan nuestros vecinos no voy a meterme, pero los hechos son claros. Hay 14 soldados bolivianos armados, en autos chilenos, en nuestro territorio", precisó.

Valoró, además, el procedimiento policial y judicial sobre el incidente, que culminó con la expulsión de los militares y la incautación de sus armas, el día 19.

"La acción de carabineros fue de acuerdo a la ley, muy prudente; la acción de la Justicia ha sido respetando todos los derechos de esos soldados bolivianos; además, ha sido muy rápida para que esos soldados bolivianos pudieran volver a su país".

En el acto de Oruro, Evo Morales insistió en que se violaron en Chile "los derechos humanos" de los militares, anunció que recurrirá a instancias internacionales para denunciar los supuestos abusos y acusó a las autoridades chilenas de apoyar el contrabando.

Para el canciller chileno, hay dos preguntas pendientes de una respuesta, que debieran responder los bolivianos: "En primer lugar, qué hacían 14 militares bolivianos armados en nuestro territorio, lo que sigue siendo investigado por la justicia (chilena)".

Además. añadió, hay que aclarar "todo lo referido a los contrabandos de los autos. Por qué los autos robados (en Chile) van a Bolivia. Son preguntas que quedan pendientes".

Apenas ocurrido el incidente, Chile protestó ante el Gobierno de Bolivia, pero el canciller Moreno puntualizó que por el momento no se va a presentar ninguna protesta por los actos militares de hoy en Oruro.

"En cuanto sucedieron los hechos se presentaron las protestas correspondientes", precisó, aunque no descartó estudiar nuevas reacciones "de acuerdo con los hechos".