La vocalista de los Black Eyed Peas, Fergie, el astro del Heat de Miami Dwayne Wade y los diseñadores Marc Jacobs, Viktor Horsting y Rolf Snoeren le dieron brillo a la gala de lucha contra el sida realizada en el marco de la semana de la moda en París.

Durante la noche se subastaron objetos de lujo, como una botella de Champán Piper Heidsieck cubierta de piel de cocodrilo roja, mismos que recaudaron decenas de miles de dólares para la Fundación Estadounidense para la Investigación sobre el SIDA, una organización no lucrativa fundada por la fallecida Elizabeth Taylor.

Fergie y el dúo de diseñadores holandeses Viktor & Rolf fueron reconocidos por sus contribuciones a la lucha contra la enfermedad en la cena realizada el jueves, donde hubo otras celebridades como a la actriz Diane Kruger, la bailarina de cabaret Dita Von Teese, el hijo del actor Jeremy Iron y el modelo Max Irons.

Fergie trató de avanzar al escenario para recibir su reconocimiento pero la traicionó su falda, una pieza de Louis Vuitton color negro tan estrecha que la cantante no podía levantar su pierna para subir los escalones. Jacobs, el diseñador de Vuitton detrás de la falda tuvo que ayudarla a subir las escaleras.

Cuando por fin llegó al escenario Fergie sacudió el trasero en señal de victoria y habló sobre el comienzo de su carera, confesando que: "Nunca quise ser un modelo a seguir". Fergie agregó que cuando supo que podía utilizar su fama para apoyar causas nobles comenzó a ponerle atención: "Aprendí a ser responsable de ayudar a otras personas y comencé a enmendar todas las tonterías que solía hacer".

La gala también incluyó las presentaciones de la cantante irlandesa Roisin Murphy y el dúo francés Brigitte, cuyos trajes con lentejuelas de los pies a la cabeza hicieron resaltar a las cantantes en medio de tantos aficionados a la moda.

El año pasado en la primera gala anual de amfAR en París se recaudaron 180.000 dólares para investigaciones relacionadas al sida.