Los equipos de la Fórmula Uno le pidieron a la FIA que organice mejor los cambios del reglamento, después de la imposición de una enmienda en medio de la temporada para el Gran Premio de Europa.

El más reciente cambio señala que los equipos no pueden alterar los motores ente la clasificación y la carrera, mientras que en el Gran Premio Británico entrará en efecto otra enmienda de aerodinámica.

Pero aunque los equipos de F1 criticaron los cambios que van a elevar los costos en momentos en que el deporte busca formas de reducir gastos, la FIA dijo que la acción era necesaria porque los equipos estaban buscando aprovecharse ilegalmente de las regulaciones.

"No hay cambios en las reglas — lo que estamos haciendo es asegurarnos de que la gente no viola las reglas. Todo lo que estamos haciendo es asegurarnos que los vehículos están funcionando legalmente", dijo el viernes en Valencia el encargado de la división técnica de la FIA, Charlie Whiting.

Pero el director del equipo Red Bull, Christian Horner, calificó la situación como "confusa". "¿Por qué han hecho (los cambios) en medio de la temporada?", preguntó Horner.

Mientras, sus colegas de Lotus, Mike Gascoyne; y Geoff Willis, de HRT, dijeron que sus equipos — ambos en su segunda temporada y tratando de establecerse — incurrirán en gastos como consecuencia de los cambios.

"Hemos gastado mucho dinero para desarrollar algo. La interpretación de Charlie es probablemente correcta", dijo Gascoyne. "Siempre estamos tratando de obtener una ventaja y obviamente la vamos a implementar si queda dentro de las reglas. Simplemente es frustrante que (el cambio) sea hecho en medio de la campaña, sin consultas".

Whiting se mostró desconcertado por las críticas, diciendo que el organismo rector del deporte había tenido que responder luego que un equipo no identificado presentase quejas tras el Gran Premio de Mónaco. Añadió que se está haciendo demasiado énfasis en diseños que tratan de sacar ventajas aerodinámicas con partes que no fueron creadas con ese propósito.

El director del equipo Mercedes, Ross Brawn, dijo que Whiting tomó la decisión apropiada, porque si un equipo había presentado una protesta ello habría desatado una cadena de eventos.

Algunos equipos han conjeturado que Red Bull pudiera verse afectado considerablemente por los cambios, pues tiende a emplear diseños extremos en las clasificaciones, que cambia una vez comienza la carrera.