La empresa de energía de Grecia presentó el viernes una demanda para que una corte de Atenas declare ilegales las huelgas de 48 horas que realizan sus empleados, informó la compañía.

Los trabajadores se oponen a la privatización de la compañía como parte del plan de privatizaciones por 50.000 de euros (71.600 millones de dólares) y otras medidas de austeridad que son esenciales para que Grecia siga recibiendo préstamos internacionales que evitarán que deje de pagar sus deudas.

La empresa de electricidad dijo que presentó una orden judicial para que la huelga sea declarada ilegal, una acción que obligaría a los empleados a volver al trabajo.

El paro laboral ha provocado cortes de electricidad a lo largo del país y a los clientes se les pidió reducir el uso de energía eléctrica y ser precavidos al utilizar ascensores.