El Museo del Louvre no prestará a Italia en 2013 la "Gioconda", de Leonardo Da Vinci, por la extrema fragilidad de ese cuadro y los daños a los que podría verse sometido durante su hipotético traslado, informaron hoy a EFE fuentes de esa institución cultural.

El Comité Nacional italiano para la Valoración de los Bienes Históricos, Culturales y Ambientales lanzó ayer una iniciativa para recoger cien mil firmas con las que pedirle a Francia esa obra durante unas semanas.

Fuentes del Museo indicaron que pese a que todavía no han recibido ninguna petición oficial de préstamo, la negativa a ceder ese cuadro radica en "su extrema fragilidad" y en que "el viaje podría causarle daños irreparables".

Italia pretende conmemorar ese año el centenario del hallazgo de la pintura en Florencia en 1913, después de que ésta fuera robada dos años antes del museo francés. Su recuperación permitió que la famosa Monna Lisa se expusiera en esa ciudad durante unas semanas en aquellas fechas.

Aunque la obra ya ha abandonado el museo en otras ocasiones, fuentes de la institución subrayaron hoy que no se plantean un nuevo traslado porque durante el mismo "no se lograría controlar" las variaciones de temperatura y humedad, incluso dentro de una instalación climatizada, y porque "las vibraciones podrían resultar muy dañinas".

La petición del Comité italiano se dirigirá principalmente al Gobierno francés y al Museo, y según se indicó ayer en una nota, "espera que sea tenida en consideración", ante la importancia cultural e histórica de los actos programados.

Fuentes del museo, no obstante, recordaron hoy que en los últimos años, "sea cual sea el establecimiento" que la haya solicitado ha recibido una respuesta negativa, entre otras razones porque los mayoría de visitantes que van por primera vez al Louvre lo hacen para observarla, y "no presentarla le supondría a la institución un problema".