El Gobierno español aprobó hoy reducir en un 3,8 por ciento el techo de gasto para los presupuestos generales del Estado de 2012, anunció la vicepresidenta segunda y responsable de Economía, Elena Salgado.

El límite de gasto a partir del cual se elaboraran los próximos Presupuestos Generales fue fijado hoy por el Consejo de Ministros en 117.353 millones de euros de euros, lo que supone una disminución de 4.669 millones respecto al aprobado para 2011, un 3,8 ciento menos.

Salgado destacó que estas cifras suponen "esfuerzos muy importantes", pero afirmó que se realizarán "en mejores condiciones que este año", en el que el esfuerzo se concentró en reducir el déficit público hasta el 6 ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Los ingresos previstos para el próximo ejercicio alcanzan los 127.852 millones de euros y se prevé un objetivo de déficit de 36.652 millones, un 3,2 por ciento del PIB.

España debe dejar su déficit público en el 3 por ciento del PIB en 2013, por exigencia de la Unión Europea.

Salgado explicó que las Comunidades Autónomas españolas -que tienen transferidas muchas competencias, como la gestión de la sanidad pública y la educación- "van a tener un margen adicional de ingresos".

Sobre el gasto de los ministerios, la vicepresidenta dijo que dado el "periodo de inestabilidad en los mercados" por la situación de Grecia y teniendo en cuenta que la previsión que se hace del pago de intereses "tiene que ser conservadora", no se ha dado una cifra concreta sobre la reducción de gasto.

No obstante, puntualizó que la disminución del presupuesto de los ministerios "superará el 3,8 por ciento".