El tráfico de drogas está alimentando a una red global del crimen con miles de millones de dólares, lo cual está dando como resultado más violencia, conflictos y actividades terroristas, dijo el director de Naciones Unidas en materia de combate a la delincuencia.

Yuri Fedotov señaló el viernes al Consejo de Seguridad de la ONU que el comercio mundial anual de cocaína vale 85.000 millones de dólares y que el mercado global para opiáceos es de 68.000 millones.

Agregó que muchas situaciones de crisis, incluidos acontecimientos recientes en Medio Oriente, la piratería somalí y Afganistán, "todas demuestran estrictamente la capacidad del crimen organizado transnacional y de sus ingresos para desestabilizar transiciones, causar estragos en procesos políticos y obstruir el desarrollo".

El director ejecutivo de la Oficina sobre Drogas y Delincuencia de la ONU pidió el fortalecimiento de la cooperación regional e internacional, así como inversiones en las instituciones de justicia penal en estados débiles.