Un grupo defensor de los derechos de los animales pidió al papa Benedicto XVI que el próximo papamóvil se construya sin cuero.

La organización PETA escribió al pontífice para formalizar su solicitud, después que el Vaticano confirmó el miércoles que la automotriz alemana Mercedes-Benz estudia construir un papamóvil híbrido para ahorrar energía. El vehículo reemplazará al actual Mercedes que el Papa utiliza cuando viaja al exterior.

La portavoz de PETA, Ashley González, dijo que la producción de cuero no solamente es "tóxica para el ambiente, sino también infernal para las vacas".

La misiva, fechada el 22 de junio y también remitida a The Associated Press, dijo que PETA cuenta con muchos católicos entre sus miembros y sugirió que un automóvil sin cuero podría "ayudar al ambiente y prevenir el sufrimiento animal".

La oficina de prensa del Vaticano dijo el viernes que no había visto la carta y que no podía formular comentarios al respecto.

Benedicto XVI ha hecho de la conservación de recursos un principio importante de su papado. Los dignatarios del Vaticano dicen que un papamóvil "verde" simbolizará sus esfuerzos por promover la energía sostenible y cuidar del planeta.