La Sala Única de la Corte de Justicia de la provincia de Sucumbíos (Ecuador) convocó hoy a juicio a mandos militares y de la Policía de Colombia en el caso Angostura, sobre la operación de tropas de ese país contra un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano en marzo de 2008.

El llamamiento a juicio incluye al excomandante de las Fuerzas Militares de Colombia Freddy Padilla, al director de la Policía, Oscar Naranjo; al excomandante del Ejército Mario Montoya, al general Jorge Ballesteros, al excomandante de la Armada Guillermo Barrera y al teniente coronel Camilo Álvarez.

Los magistrados del tribunal de Sucumbíos acogieron la alegación planteada por la Fiscalía General del Estado, que determinó que "existen presunciones graves y fundadas sobre la existencia del delito" de asesinato, señaló el Ministerio Público en un comunicado.

En la operación militar efectuada sin aviso ni permiso de Ecuador y ocurrida el 1 de marzo de 2008, fallecieron unas 26 personas, entre ellas el entonces "número dos" de las FARC, alias "Raúl Reyes", el ecuatoriano Franklin Aisalla y cuatro universitarios mexicanos.

Las presunciones apuntan a los imputados como "autores" del delito tipificado en el código penal ecuatoriano, en uno de cuyos artículos implica esa figura "cuando se ha imposibilitado a la víctima a defenderse, por un medio cualquiera capaz de causar grandes estragos, buscando de propósito la noche o el despoblado para cometer el homicidio".

Según el texto de la Fiscalía General, la Sala de la Corte de Sucumbíos confirmó las alegaciones y dictó el auto de llamamiento a juicio en contra de los procesados.

El pasado 30 de marzo, la Corte de Sucumbíos sobreseyó del caso al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que en la época de la operación en el enclave ecuatoriano de Angostura se desempeñaba como ministro de Defensa del Gobierno de su antecesor, Álvaro Uribe.

Colombia no reconoce la competencia de la Justicia ecuatoriana en este caso.

Dos días después del ataque militar colombiano en Angostura, Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia, al considerar que violó su soberanía nacional.

A finales de 2010, Ecuador y Colombia restablecieron plenamente sus lazos diplomáticos.