La jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, expresó hoy su preocupación por los informes sobre concentración de tropas sirias cerca de la frontera con Turquía que señaló podrían desestabilizar más la región.

Indicó, en declaraciones a los medios, que la acumulación de tropas sirias en torno a la ciudad de Khirbat al-Joz, a sólo 500 metros de la frontera con Turquía, marca una fase preocupante en los intentos de Damasco de sofocar las protestas contra el Gobierno.

"De ser cierto, esa agresiva acción solo exacerbaría la ya inestable situación de los refugiados en Siria", señaló la titular de Exteriores estadounidense.

"A menos que las fuerzas sirias pongan fin inmediatamente a sus ataques y provocaciones, que no sólo afectan a sus ciudadanos sino que plantean el potencial de enfrentamientos fronterizos, veremos una escalada del conflicto en el área", advirtió Clinton.

Indicó que ha abordado la situación con el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, y que el presidente de EE.UU., Barack Obama, también ha mantenido contactos al respecto con el primer ministro, Tayyip Erdogan.

"Estamos siguiendo la situación de cerca en Siria y los países vecinos", afirmó.

"Es un nuevo ejemplo de cuán lejos está dispuesto a llegar el régimen del presidente (sirio Bachar al) Asad para reprimir al pueblo sirio en lugar de trabajar para intentar resolver las preocupaciones legítimas" de la población, destacó.

Insistió, para finalizar, que los sirios "tiene que saber lo que están haciendo"

"Y tienen, deduzco, que conocer su propia historia porque esta no es la primera vez que llevan a cabo una provocación que hace que los turcos tomen medidas para proteger sus intereses".