El presidente Evo Morales dijo el viernes que Bolivia apelará a la comunidad internacional por "el abuso" que cometió la policía chilena al detener a 14 militares bolivianos por haber ingresado armados a territorio fronterizo de Chile.

"Ayer (jueves) me informé que algunas autoridades subalternas del gobierno de Chile felicitaron a un grupo de policías que cometió abuso, soberbia, agresión a nuestros soldados", dijo Morales luego de condecorar y ascender a los 14 militares en un acto oficial en una unidad militar.

"Vamos a apelar a la comunidad internacional con las denuncias formales. La soberbia no es de tiempos de hoy, la agresión no es ninguna solución y no puedo entender que algunas autoridades por más que sean subalternas reconozcan la violación a los derechos humanos", añadió.

Morales se refería felicitación que dio el miércoles el subsecretario del Interior chileno Rodrigo Ubilla a los siete efectivos que detuvieron a los militares bolivianos.

El mandatario boliviano indicó que el trato que se le dio a los militares es una "flagrante violación a los derechos humanos", ya que se los dejó incomunicados, encapuchados y maniatados.

Chile negó que los 14 soldados bolivianos hubieran sufrido maltrato en los dos días que permanecieron arrestados y luego de la captura entregó una nota de protesta a las autoridades bolivianas.

Un subteniente, un sargento y 12 soldados fueron detenidos el viernes en territorio de Chile, armados y conduciendo dos vehículos con patente chilena. Se los acusó de supuesto robo de vehículos pero al no ser sustentada la demanda fueron liberados de los cargos y puestos en la frontera el domingo.

En Chile, las autoridades desestimaron el viernes que las acusaciones bolivianas de maltrato a los soldados detenidos en territorio chileno.

El ministro de Defensa, Andrés Allamand, señaló que el trato que recibieron fue apegado a la institucionalidad chilena y que "tuvieron absoluto resguardo de sus derechos".

Agregó que hasta el momento no ha habido un reclamo y sostuvo que "es tan evidente que se trató de una actuación impecable de Carabineros de Chile (policía), de Investigaciones (policía civil) y de las autoridades de nuestro Poder Judicial, que es una imputación que carece absolutamente de fundamento".

El fiscal nacional, Sabas Chahuán, precisó que en el trato a los soldados detenidos "desde el punto de vista jurídico la fiscalía y Carabineros actuaron en forma impecable".

"Las preguntas que quedan son dos: primero, qué hacían 14 soldados armados en esos autos en nuestro territorio, cosa que sigue investigando la justicia, y segundo, como todo eso está referido al contrabando de los autos, es por qué los autos robados van hoy día a Bolivia", señaló el canciller Alfredo Moreno. Bolivia legalizó recientemente vehículos ingresados ilegalmente desde países vecinos.

Morales aseguró que Chile conocía de la lucha contra el contrabando que emprende Bolivia en las fronteras.

La Cancillería y el Ministerio de Defensa explicaron que la patrulla decomisó en territorio boliviano dos vehículos a contrabandistas que ingresaban desde Chile y al retornar a su cuartel en la noche ingresaron por error a territorio chileno fronterizo en un salar donde los límites son difusos.