La red informática de la policía de Arizona fue víctima hoy de un ataque en el que un grupo de piratas opuestos a las duras leyes inmigrantes del estado obtuvo, entre otros, documentos relacionados con el control fronterizo.

El grupo Lulz Security, que se atribuyó el ataque, divulgó los documentos argumentando que se oponía a las políticas antiinmigrantes que han hecho famoso al estado.

El grupo bautizó la operación con el título de "Chinga la Migra", algo así como "Fastidiar a los Servicios Migratorios".

Entre los documentos divulgados hay informes de seguridad de distintas agencias estatales, informes internos de planificación y hasta simples reportes con incidentes de tráfico.

"Estamos investigando lo ocurrido y por supuesto adoptando medidas adicionales de seguridad", señaló en declaraciones a la prensa Steve Harrison, un portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Arizona.

El estado fronterizo con México aprobó una ley el año pasado en la que daba permiso a la policía para comprobar el estatus de cualquiera sospechoso de residir ilegalmente en un país, en un intento por frenar el flujo de indocumentados hacia el estado.

Las partes más controvertidas de la ley fueron bloqueadas por un juez federal antes de que la legislación entrara en vigor en julio pasado, aunque Arizona ha apelado la decisión.

Lulz, un grupo de piratas no identificados, dio publicidad a su ciberataque a través de su cuenta en Twitter, que tiene más de 240.000 seguidores.

El grupo se ha atribuido ataques contra Sony, la CIA y la cadena de televisión conservadora Fox, del grupo mediático News Corp.