El Gobierno argentino celebró hoy que el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), reunido esta semana en México, haya reconocido los avances del país suramericano en su lucha contra el lavado de dinero.

"El organismo de prevención y lucha contra el lavado de dinero se manifestó conforme con el compromiso político de nuestro país en la materia", señaló en un comunicado el ministerio de Justicia y Derechos Humanos, después de que el titular de la cartera, Julio Alak, presentara este miércoles en la capital mexicana la recién promulgada ley argentina contra este delito.

En el plenario del organismo intergubernamental, que reclama desde hace años que Argentina aplique leyes más estrictas contra el lavado de dinero, Alak sostuvo que la nueva normativa "da respuesta a las principales recomendaciones efectuadas" por el GAFI.

"La totalidad de los países participantes del plenario del GAFI, que sesiona hasta el viernes en el Distrito Federal de México, reconocieron los esfuerzos realizados por la Argentina, el fuerte compromiso político y, en especial, la nueva legislación antilavado de activos de origen delictivo", señala el comunicado.

La nueva ley, promulgada este martes, incluye en el Código Penal de Argentina la tipificación del lavado de dinero y delitos conexos, fija mecanismos para el decomiso de bienes de procedencia ilícita y prevé severas sanciones a empresas que incurran en maniobras de reciclado de fondos o financiación del terrorismo.

"La posibilidad de juzgar el lavado de activos como un delito autónomo, es decir, sin esperar la condena de un delito precedente, es una herramienta fundamental para profundizar la lucha contra el blanqueo de activos provenientes de actividades ilícitas", señaló Alak durante su intervención.

Asimismo, consideró que la sanción legislativa de esta ley "fue una fuerte señal que el país brindó al contexto internacional acerca de su compromiso en el combate de un engranaje clave del crimen organizado transnacional".

El GAFI, que en estos momentos preside el mexicano Luis Urrutia Corral, reconoció el avance que supuso la promulgación de esta normativa pero alentó a Argentina a que "siga avanzando en el cumplimiento del plan de acción delineado en los últimos meses", siempre según recoge el comunicado ministerial.

Alak encabezó la delegación argentina que participa en la reunión del GAFI, que incluye al director del organismo nacional contra el lavado de dinero, José Sbatella, autoridades de la Comisión Nacional de Valores, entidad de control del mercado de capitales, y del Banco Central argentino.

El GAFI, creado en 1989 para luchar contra el blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico y el terrorismo, es un organismo intergubernamental de segunda generación con un tamaño reducido, objetivos concretos y un sistema de acuerdos por consenso.