El político holandés de extrema derecha Geert Wilders fue absuelto hoy por un juzgado de Amsterdam de los cargos de incitación al odio y discriminación contra los musulmanes.

Los jueces consideraron que el político holandés hizo comentarios "chocantes" contra el islam, pero que en todo momento sus críticas no iban dirigidas contra los musulmanes sino contra el islam en general.