Un venelozano gay de 27 años que participó en el programa de Univisión "Mira quien baila" y se casó con su novio estadounidense el año pasado, lleva meses luchando para no ser deportado.

Si Henri Velandia fuera una mujer, su estatus migratorio quizás sería ya el de residente permanente. Sin embargo, el matrimonio gay no está reconocido por el gobierno federal estadounidense y Velandia tendrá que comparecer ante un juez de inmigración en diciembre.

En pleno debate sobre la posible aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Nueva York, Velandia permanece optimista, pero admite que la medida estatal no va a solucionar su situación personal.

"Las parejas que se quieran casar, y que sean como nosotros, y binacionales, van a estar en peligro igualito porque nos pueden deportar... ya que el gobierno federal no proteje a las parejas con ciudadanos americanos", dijo el venezolano criado en isla Margarita.

Velandia, bailarín profesional y dueño de su propia escuela de salsa en Nueva Jersey, participó en una marcha el domingo en Nueva York a favor del proyecto de ley. Llegó hace nueve años a Estados Unidos con un visado de turista que expiró en el 2003. En agosto se casó con Josh Vandiver en Connecticut, uno de los cinco estados que reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La pareja lucha contra la deportación del bailarín a través de la organización "Stop The Deportations" (Paren las deportaciones), con sede en Los Angeles. También han enviado una petición, firmada por más de 20.000 personas, a Janet Napolitano, directora del Departamento de Seguridad Interna, para frenar las deportaciones de homosexuales en la misma situación. La página de Facebook de la pareja tiene más de 10.600 seguidores.

"Hemos estado luchando muy duro durante el último año", dijo Vandiver.

Aunque Connecticut, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Iowa y Vermont, además del Distrito de Columbia, reconocen el matrimonio gay, la unión es nula a ojos del gobierno federal. La ley Defense of Marriage Act (DOMA por sus siglas en inglés), evita que el gobierno reconozca el matrimonio de cualquier pareja gay, independientemente del estado donde viva.

Gillian Christensen, portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), confirmó que Velandia está en proceso de deportación y dijo que DOMA permanecerá en vigor hasta que el Congreso lo rechace o una orden judicial indique que es inconstitucional.

Velandia, dueño de la escuela "Hot Salsa Hot", participó en el programa de Univisión "Mira quien baila" en septiembre y octubre del 2010. El profesional, que no compitió, bailó junto a Jackie Guerrido, meteoróloga de Univisión y la actriz venezolana Scarlet Ortiz.

"América me dio la oportunidad de encontrarme a mi mismo y de reconocer quien soy yo, mi pasión, mi sexualidad y mi otra mitad, que es Josh", dijo Velandia.

En Estados Unidos había 36.000 parejas gay binacionales — de un ciudadano estadounidense y otro que no lo es — en el año 2000, según un estudio de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA, por sus siglas en inglés).

Andrés Hoyos, que trabaja en el New York Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender Community Center, conoce la situación de Velandia. Hoyos organizó en el 2006 un programa de apoyo a inmigrantes homosexuales, bisexuales y transgénero que hoy en día tiene más de 300 miembros.

"Tenemos mucha gente en relaciones binacionales que sufre misma situación de Henry", explicó. "Celebro su valentía. Henry es la cara de una problemática social que afecta a muchos".

__

Claudia Torrens está en Twitter en @ClaudiaTorrens