Un terremoto de 5,4 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió hoy la provincia oriental turca de Elazig, donde algunos edificios resultaron dañados, según las primeras noticias.

La agencia semioficial Anadolu dijo que el seísmo tuvo su epicentro en la pequeña población de Icme, a unos 760 kilómetros al este de Ankara, a una profundidad de 6 kilómetros, y fue sentido en las provincias orientales de Tunceli, Malatya, Diyarbakir y Bingol.

Fuentes oficiales indicaron también que el terremoto, que fue registrado a las 10.34 horas locales (07.34 GMT), causó pánico en Elazig y en otras provincias colindantes.

La población no pudo ser alcanzada por teléfono por haberse interrumpido el suministro eléctrico.

El Gobierno de Elazig dijo no tener noticias inmediatas de víctimas humanas, pero sí de que algunas casas habían resultado dañadas y que se había desplomado el minarete de una mezquita.

Elazig es una de las zonas sísmicas más activas en Turquía. Un total de 51 personas murieron y 74 resultaron heridas en el último seísmo de 6 grados en la escala de Richter registrado allí en marzo de 2010.