El escritor y profesor chileno, Abraham Quezada Vergara, aseguró hoy en la presentación del libro "Correspondencia en el camino al Premio Nobel, 1963-1970", que el texto reúne correspondencia inédita que el porta Pablo Neruda intercambió con el historiador chileno Claudio Véliz.

Quezada Vergara, un especialista nerudiano, dijo este miércoles que la obra es un aporte documental que da cuenta de un ángulo novedoso de la relación intelectual y personal del poeta con Véliz, creador del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile.

"No se trata de un carteo más de Neruda, Premio Nobel de Literatura 1971. Es el elenco documental más importante de su autoría que se publica en las últimas décadas", apostilló el autor.

Afirmó que la recopilación consignada en el libro, penetra en una amistad singular y alumbra aspectos ignorados o subvalorados sobre las biografías del poeta y la del historiador, doctor en historia económica de la Universidad de Londres, "así como del ambiente intelectual chileno, y en alguna medida británico, de mediados de los años 60", recalcó.

El volumen, que fue presentado por Magdalena Krebs, directora de Bibliotecas, Archivos y Museos, y Rafael Sagredo, director del Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, contiene un estudio preliminar, la transcripción de las cartas con notas explicativas, un índice onomástico, otro temático y una cronología asociada a la correspondencia.

Rafael Sagredo señaló en su exposición, que la obra reúne 61 textos inéditos; 43 cartas enviadas por el poeta y 18 misivas despachadas por Claudio Véliz, incluyéndose algunas tarjetas postales, un par de telegramas y una esquela de invitación.

Según Quezada Vergara, el historiador y el poeta "engancharon" de inmediato a partir de la bibliografía común y por el gusto por la literatura inglesa, adquirido, en el caso de Neruda, durante su estadía en el sudeste de Asia.

Tras señalar que no fue fácil rastrear la correspondencia entre Neruda y Véliz, Quezada afirmó que se resiste a pensar que existen cartas extraviadas. "Más bien hay cartas no encontradas", enfatizó.

En esta línea, el investigador nerudiano trabaja en un nuevo epistolario, muy sustancial, acerca de las vivencias del poeta, desde fines de los años 50, hasta su muerte.