Expertos en geología afirmaron esta noche que la incesante actividad del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, en el sur de Chile, ha determinado que se mantenga la "alerta" roja" en la zonas aledañas.

"El proceso eruptivo continúa y es posible que vuelva a presentarse un incremento en la actividad, lo que significa que se conserva la alerta en rojo", indicó un informe difundido por el Servicio Nacional de Geología y Minería.

Los expertos advirtieron que la lava volcánica que continúa escupiendo el volcán podría generar explosiones de peligro para la zona alta del Nilahue, en el sur de Chile.

Además, el organismo reportó caída de ceniza en los distritos de Futrono, Riñinahue, Llifén y Curarrehue.

En esta jornada, la columna de cenizas, lava y piedras alcanzó alturas de tres a cuatro kilómetros y para los expertos aún persiste el temor de nuevas explosiones.

La ceniza mantiene suspendidos los vuelos comerciales a varias ciudades del sur de Chile.

Más de 4.000 personas que fueron evacuadas el pasado 4 de junio, cuando el complejo volcánico entró en erupción, ya regresaron a sus hogares después de que el Gobierno levantara la prohibición.

Sin embargo, el Ejecutivo advirtió a los habitantes de las zonas aledañas al complejo volcánico que las circunstancias podrían volver a repetirse y en ese caso tendrían que evacuar de nuevo.