Jorge Posada demoró casi dos meses, pero por fin consiguió un cuadrangular, con lo que ayudó a que los Yanquis se llevaran un triunfo. Pero Chris Heisey disparó nada menos que tres jonrones en un mismo partido, para que los Rojos se vengaran.

Con sus tres garrotazos, Heisey, el primer bate, sacó del letargo al bateo de Cincinnati, y el dominicano Johnny Cueto permitió sólo dos hits en siete episodios, lo que permitió a los Rojos aplastar el miércoles 10-2 a los Yanquis de Nueva York y dividir honores en una doble cartelera.

En el primer partido, el boricua Posada dejó atrás la segunda sequía más larga de jonrones que había tenido en su carrera con un garrotazo de dos carreras, para que los Yanquis se impusieran por 4-2.

Habían pasado muchas cosas desde la última vez que Posada conectó un jonrón. El receptor convertido después en bateador designado perdió ese puesto. Se le relegó a noveno bate y exigió ser sacado de la alineación por un día, lo que derivó en una disputa con la directiva y en una posterior disculpa.

Luego, Posada quedó limitado a batear como emergente y a jugar esporádicamente.

Y ninguna de esas decisiones había derivado en que Posada bateara un cuadrangular.

Jugando de primera base en un parque de la Liga Nacional (donde el lanzador debe batear), Posada terminó la segunda sequía más larga de cuadrangulares en su vida.

El cuadrangular del puertorriqueño ante el abridor Mike Leake (6-4) rompió un empate en la sexta entrada y terminó con una racha de 126 turnos sin batear de vuelta completa. El boricua no pegaba un vuelacerca desde el 23 de abril, pero dijo que no estaba contando los días.

"Ignoro cuando fue la última vez que di uno, pero no estaba tratando de dar uno", dijo Posada. "Me salen. No me importa el momento. Me alegro cuando conecto uno. Pero yo no trato de salir a batear para dar un jonrón".

Aunque Posada no ha pegado jonrones, ha mejorado en el plato al hilvanar una racha de nueve partidos seguidos bateando de hit. Su promedio ha subido de .165 a .227.

"Tremendo hit el suyo", dijo el manager Joe Girardi. "Me gustó. Resultó ser la diferencia en el juego. No hay que batear jonrones para ser productivo".

El venezolano Freddy García (5-5) permitió dos carreras sucias en siete innings para apuntarse la victoria.

En esta ocasión, Posada consiguió su bambinazo en un momento oportuno. Los Yanquis habían igualado de momento su mejor racha de la campaña, con 10 triunfos en 12 desafíos.

Nueva York se había colocado 14 juegos arriba de la marca de .500.

Pero luego, los Rojos se vengaron. Los Yanquis quedaron en un récord de 43-30.

Heisey abrió el segundo encuentro con un vuelacerca. Es la primera vez que batea de cuadrangular en su turno inicial.

Además, conectó garrotazos de dos carreras frente a Brian Gordon (0-1) y al dominicano Héctor Noesi. El primer bate nunca había conseguido más de un jonrón en un encuentro.

Cueto (5-2) permitió un jonrón en solitario de Nick Swisher y un sencillo de Alex Rodríguez. El derecho salió de un atolladero con la casa llena en el séptimo episodio, al retirar a Posada mediante un roletazo para preservar una ventaja de 4-1.

En otros duelos interligas, los Bravos de Atlanta vencieron 5-1 a los Azulejos de Toronto, pese a que el dominicano José Bautista conectó su 22do jonrón en la campaña; los Padres de San Diego derrotaron 5-1 a los Medias Rojas de Boston, en un encuentro abreviado a siete entradas y media por la lluvia; los Tigres de Detroit doblegaron 7-5 a los Dodgers de Los Angeles, con jonrones de los venezolanos Miguel Cabrera y Magglio Ordóñez; los Angelinos de Los Angeles superaron 6-5 a los Marlins de Florida en 10 entradas, y los Mets de Nueva York se impusieron 3-2 a los Atléticos de Oakland en 13 innings.

Además, los Piratas de Pittsburgh superaron 5-4 a los Orioles de Baltimore; los Rays de Tampa Bay vencieron 6-3 a los Cerveceros de Milwaukee; los Nacionales de Washington se impusieron 2-1 a los Marineros de Seattle; los Indios de Cleveland triunfaron 4-3 sobre los Rockies de Colorado; los Diamondbacks de Arizona ganaron 3-2 a los Reales de Kansas City; los Medias Blancas de Chicago superaron 4-3 a los Cachorros de la misma ciudad, y los Astros de Houston se impusieron 5-3 a los Rangers de Texas.

En el cierre de la jornada, los Gigantes de San Francisco vencieron por 5-1 a los Mellizos de Minnesota y los Mets de Nueva York 3-2 a los Atléticos de Oakland en 13 innings.

En la Liga Nacional, los Filis de Filadelfia blanquearon 4-0 a los Cardenales de San Luis, con triunfo de Cliff Lee (8-4).