El retiro del ejército estadounidense de Afganistán anunciado por el presidente Barack Obama es un "resultado natural", dijo el jueves el secretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen, quien destacó el progreso que ha logrado la alianza en ese país.

El director de la Organización del Tratado del Atlántico Norte dijo que la reducción de soldados llega mientras "está cambiando la marea" en Afganistán, con el Talibán bajo creciente presión por parte del gobierno y en momentos en que las fuerzas de seguridad locales continúan fortaleciéndose.

Agregó que el cambio para hacer que las fuerzas de seguridad afganas se hagan cargo de la seguridad está en curso y podría completarse para el 2014.

Fogh Rasmussen dijo que la decisión de Obama fue tomada en una consulta cercana con sus aliados.

El presidente anunció el miércoles el retiro de más de 30.000 soldados estadounidenses para septiembre de 2012.