Nueve mil rosas ecuatorianas engalanarán la boda del príncipe Alberto de Mónaco con la exnadadora sudafricana Charlene Wittstock, informó hoy Daniela Muñoz, coordinadora de Ferias y misiones de la agencia estatal Pro-Ecuador.

Las flores, donadas por 22 fincas ecuatorianas, son de las variedades "creme de la creme", "mondial" y "anastasia", y adornarán los jardines y salones donde tendrá lugar la ceremonia civil el próximo 1 de julio y la eclesiástica, un día después.

Los 9.000 tallos fueron embarcados hoy con destino a Amsterdam, para ser transportadas luego al sur de Francia y entregarlas el 27 de junio en Mónaco.

Muñoz comentó que el trabajo previo para la presentación de las flores a los novios lo realizó la embajada y la Oficina Comercial de Ecuador en Francia, en coordinación con la Asociación Nacional de Productores y Exportadores de Flores de Ecuador y el Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Pro Ecuador).

"Quedaron encantados con la calidad de la rosa ecuatoriana", dijo Muñoz, en referencia a la reacción del príncipe y su novia al ver las flores.

A la boda principesca asistirán miembros de las casas reales, jefes de Estado y personalidades mundiales, que podrán apreciar "por qué las rosas ecuatorianas son consideradas las mejores del mundo", según Pro-Ecuador.