El primer clasificado en el ránking mundial de pádel, el hispano-argentino Juan Martín Díaz, junto a su pareja, Fernando Belasteguín, ha asegurado hoy en declaraciones a Efe que no se puede ser número uno siempre pero no se rendirá fácilmente a la hora de cederlo a otra pareja.

"Aunque llegue a los 40 años, cada vez que entre en una pista lo haré pensando en que puedo ganar y, el día que no sea así, entonces lo dejaré", ha añadido el número uno del mundo, quien considera que la pareja que está mejor posicionada para relevarles, a corto plazo, es la formada por los argentinos Pablo Lima y Juani Mieres.

"Lima y Mieres se complementan muy bien, son jóvenes y, si siguen jugando juntos, van a ser los próximos números uno, aunque espero ponérselo difícil y conservar el liderato intentando ganar la mayor cantidad de partidos posible pero, si no lo lográramos, trataremos de volver a conquistarlo", ha apuntado Juan Martín Díaz.

Martín Díaz y Belasteguín han sido una pareja intratable y, de hecho, en el año 2006, ganaron todos los partidos disputados, una situación que ya no se ha vuelto a repetir, "no porque hayamos bajado el nivel como pareja, sino porque el pádel ha subido mucho, lo cual es muy positivo para este deporte", ha dicho Juan Martín.

Eso no ha propiciado un cambio en sus entrenamientos, aunque sí ha admitido que ahora tienen "mucho más en cuenta la táctica" y también "analizan la pareja rival" y la preparación es "más de calidad que de cantidad", ha puntualizado.

Martín Díaz regresa a Valladolid, donde disputará los VI Internacionales "Ciudad de Valladolid" después de un año de ausencia debido a una mononocleosis, que le mantuvo apartado de las pistas durante varias semanas, y afronta ese regreso "con muchas ganas", porque es una ciudad donde han ganado "en varias ocasiones".

"Además este año hay un nuevo aliciente, como es el estreno de una nueva pista, totalmente transparente, que permitirá al público seguir los partidos con más facilidad, y esperamos que nos dé suerte para poder ganar la prueba y seguir sumando puntos", ha señalado el jugador hispano-argentino.

Martín Díaz, todo un referente en el mundo del pádel, ha reconocido que "nunca" pensó que este deporte "llegara donde ha llegado" y, en este sentido, considera que la explosión del mismo se debe a que "es fácil para empezar a divertirse y eso hace que la gente se enganche, porque además no requiere un gran estado físico".