Los palestinos renunciarían a su exigencia de un congelamiento de los asentamientos y reanudarían el diálogo de paz si Israel acepta una propuesta estadounidense que pide el retiro israelí de los territorios capturados en 1967, dijo el jueves un funcionario palestino a The Associated Press.

El funcionario, que habló a condición de guardar el anonimato debido a lo delicado del tema, dijo que los palestinos presentaron sus ideas a mediadores estadounidenses que visitaron la región en los últimos días en un esfuerzo por reanimar las negociaciones estancadas.

Las autoridades israelíes se negaron a comentar al respecto. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu no ha aceptado el planteamiento del presidente estadounidense Barack Obama.

Netanyahu afirmó el jueves que los dos bandos no podrán resolver el conflicto hasta que los palestinos acepten la existencia de un estado judío como patria del pueblo judío.

"Comienza con cuatro sencillas palabras: Aceptaré el estado judío", dijo Netanyahu a la tercera Conferencia Presidencial anual de Israel. "Eso es lo que cambiará la historia".

El funcionario palestino que pidió guardar el anonimato dijo que los palestinos accedieron a iniciar conversaciones en base a la reciente propuesta de Obama de establecer la frontera entre Israel y un futuro estado palestino sobre las existentes en 1967, antes de que Israel capturara Cisjordania, Jerusalén oriental y la Franja de Gaza, con intercambios de territorio por acuerdo mutuo. Los palestinos reclaman las tres zonas para un futuro estado.

Israel se retiró de Gaza en 2005, pero todavía controla Cisjordania y el este de Jerusalén. Netanyahu dice que el retorno a las líneas fronterizas de 1967 dejaría a Israel con fronteras indefendibles.

Obama no propuso un retiro total pero sugirió los canjes territoriales para permitir modificaciones.

El presidente estadounidense reinició las conversaciones de paz en septiembre en una ceremonia en la Casa Blanca, sólo para verlas fracasar tres semanas después cuando expiró un congelamiento limitado israelí de construcciones en los asentamientos.

Los palestinos se han negado a retornar a la mesa de negociaciones mientras Israel siga construyendo viviendas en asentamientos judíos dentro de territorios reclamados por los palestinos.