El ex presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez será enterrado temporalmente en un cementerio de Miami el 30 de junio, seis meses después de su fallecimiento, dijo el jueves un juez.

En una audiencia realizada en un tribunal del centro de esta ciudad, el juez Arthur Rothenberg expresó también que solo podrán asistir al entierro los familiares y amigos "que mantengan un vínculo emocional muy fuerte" con Pérez.

"Quiero que sepan que estoy disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana, para que no hayan obstáculos y el entierro sea el jueves", expresó el juez.

Rothenberg determinó también que la prensa no podrá asistir al entierro y le ordenó al cementerio Flagler Memorial Park que prohiba el acceso a los periodistas. Explicó que lo hacía para mantener la dignidad del difunto y la solemnidad del entierro.

Ambas partes resolvieron también iniciar un periodo de mediación para ver si llegan a un arreglo sobre el lugar donde debe ser enterrado definitivamente el fallecido gobernante venezolano y evitar así un juicio cuyo inicio está previsto para agosto.

Pérez falleció el 25 de diciembre en Miami, donde vivía desde comienzos de los años 2000. Tenía 88 años.

Su cadáver embalsamado se encuentra refrigerado en una casa funeraria de esta ciudad, debido a la disputa judicial que mantienen Cecilia Matos, su pareja durante más de 30 años, y su esposa legal Blanca Rodríguez de Pérez, quien reside en Venezuela.

Hasta ahora Matos y Rodríguez no se han puesto de acuerdo sobre dónde enterrar al ex presidente.

Matos y las dos hijas que tuvo con Pérez aseguran que el ex gobernante no quería ir ni vivo ni muerto a Venezuela mientras estuviera en el poder el presidente Hugo Chávez y alegan que su cadáver podría ser profanado si estuviera en la nación sudamericana.

Pero Rodríguez sostiene que como esposa legal de Pérez es ella quien decide el lugar del entierro y afirma que debe ser repatriado y enterrado con honores de ex mandatario.

"Estoy conforme con que lo enterremos", expresó Cecilia Victoria Pérez Matos, la hija menor que Pérez tuvo con Matos, al salir del despacho del juez. Aclaró, no obstante, que no estaba de acuerdo con la exclusión de la prensa.

Los abogados de ambas partes le dijeron el jueves al juez que estaban dispuestos a iniciar una mediación.

Rothenberg indicó que en los próximos días nombrará a un mediador para que comience ese proceso, propuesto en una primera instancia por los abogados de Matos.

"Trataremos de lograr un acuerdo, siempre hay la posibilidad de llegar a un acuerdo ... nunca es tarde", manifestó Pérez Matos, la única familiar del ex gobernante presente en la audiencia.

Dijo que la mediación es "para no malgastar el dinero y el tiempo y tratar de evitar el juicio".

Uno de los abogados de Rodríguez, Juan Antúnez, expresó su satisfacción con las decisiones del juez y sobre la mediación dijo: "siempre es una buena opción".

Antúnez señaló que Rodríguez y algunas de sus hijas planean viajar para el entierro desde Venezuela, pero se negó a ofrecer detalles sobre quiénes más participarían de la ceremonia.

El lunes, el síndico designado por el juez para el caso, Enrique Zamora, presentó un informe en el que recomendó, entre otras cosas, que el cadáver sea depositado en una cripta del cementerio Flagler Memorial.

Zamora dijo en aquel momento que ambas familias habían aceptado sus recomendaciones y coincidían en que no era necesario realizar un funeral.

El juez no abordó el tema de la ceremonia. Dijo, sin embargo, que ambas partes deben entregarle a más tardar el lunes en la mañana una lista de las personas que querrían asistir al entierro, con los nombres y el detalle del vínculo que los unía con Pérez. El determinará quien podrá estar presente.

__

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon