La hipotecaria mexicana Su Casita, la mayor no bancaria de México, anunció hoy que ha logrado un nivel de casi el 95 % en la aceptación de una reestructuración de su deuda entre acreedores de México y Estados Unidos, informó hoy la empresa.

En un comunicado remitido a la Bolsa Mexicana de Valores la compañía, cuyo capital pertenece en un 40 % a Caja Madrid, indicó que con la operación emitirá nuevas obligaciones por valor de unos 256 millones de dólares.

El mes pasado la compañía invitó a sus tenedores de certificados bursátiles a sumarse "a la oferta pública nacional de adquisición voluntaria y suscripción recíproca", que venció el 25 de mayo y estuvo dirigida a sus cerca de 4.000 acreedores en México y EEUU.

En México el grado de aceptación fue del 94 % y fuera del país, del 98,5 %, con lo que el nivel promedio general fue del 94,9 %, ligeramente inferior al 97 % que se había fijado como meta inicialmente.

Por ello, Su Casita "ha decidido proceder con el intercambio de los títulos sujetos a la oferta pública nacional de adquisición voluntaria y suscripción recíproca, y a la oferta de intercambio en EEUU"

Con ello los tenedores de los títulos recibirán otros nuevos "por un valor aproximado de 2.315 millones de pesos (197,8 millones de dólares) y 59 millones de dólares" en el caso de los títulos emitidos en México y EEUU, respectivamente.

Los nuevos títulos representan el 36,7 % del capital, en el caso de los títulos emitidos por Su Casita, y del 11,6 % para el caso de sus bonos.

En la operación actuará como agente el banco mexicano Ixe, que tardará un máximo de seis días en el caso de los certificados bursátiles expedidos, y de treinta días en la entrega de las nuevas acciones, señala también el boletín.

La operación es crucial para la hipotecaria mexicana, ya que la considera el único camino para evitar declararse en concurso mercantil (suspensión de pagos) ante un juez.

Su Casita, sumida en problemas financieros, propuso en octubre de 2010 a sus acreedores un proceso de reestructuración, por medio del cual ofreció a sus tenedores de bonos de largo y corto plazo recuperar solo el 51 % y el 70 % de su inversión, respectivamente.

La compañía ha dicho que tras concluir el proceso de reestructuración, Su Casita tendrá aproximadamente un 40 % del tamaño que tenía antes de su crisis financiera.

La deuda total de la hipotecaria cerró el año pasado en más de 33.000 millones de pesos (unos 2.750 millones de dólares) y si la empresa no reestructura su deuda podría caer en concurso mercantil (suspensión de pagos) o incluso quebrar.

En marzo de 2010 Caja Madrid, el principal accionista de Hipotecaria Su Casita, anunció que deseaba vender su participación del 40 % a partir de mayo, lo que finalmente no hizo.