Olvídese de los ratones. Un gato suizo llamado Speedy está más interesado en artículos de mayor refinamiento.

Speedy se ha robado tantas cosas que su dueña tuvo que colocar volantes en su pueblo en el norte de Suiza que afirmaban "¡Ayuda! Nuestro gato roba" e invitaban a la gente a recuperar sus cosas.

Margrit Geiger, de Wiesendangen, dijo que su gato cleptómano pasó hace tres años de traer ratones a casa a robarse gallos de badminton, todo ello para impresionar a su hijo adolescente.

Luego el gato comenzó a especializarse en guantes, bufandas y camisetas. La última obsesión: ropa interior y calcetines negros.

Geiger le dijo al diario Blick que Speedy se ha robado más de 100 artículos, y el periódico indicó el jueves que algunas personas ya han acudido a recuperar sus propiedades.

La veterinaria Brigitte Buetikofer dice que los animales se roban cosas para llamar la atención, y que el mejor remedio es no hacerles caso.