El coronel libio Muamar al Gadafi insistió hoy, en un nuevo mensaje de audio difundido esta madrugada por la televisión estatal, que resistirá "frente a la cruzada de la OTAN contra un país musulmán".

Gadafi, asediado por la OTAN y los rebeldes que controlan en este del país, aseguró que las fuerzas de la alianza serán vencidas y tendrán que "dar marcha atrás".

El coronel libio denunció en la grabación de voz que los ataques de las fuerzas internacionales lanzados el 20 de junio en la localidad de Surman, al oeste de Trípoli, habían golpeado el domicilio de Hemidi Jouildi, un antiguo compañero de armas de suyo.

El pasado 20 de junio el gobierno libio acusó a la alianza de haber matado a 19 civiles, entre ellos miembros de la familia Jouildi, en un ataque en la localidad de Surman, a unos 70 kilómetros al oeste de Trípoli.

El mando de la OTAN reconoció haber lanzado una operación en Surman pero afirmó que había sido dirigida contra un centro de operaciones.

Gadafi ha mantenido, por su parte, que los ataques fueron un "intento de asesinato" y explicó que las fuerzas de la OTAN habían atacado en cuatro ocasiones entre el 10 de mayo y el 6 de junio las oficinas de su compañero.

Según el líder libio, después de haber fracasado en su intento de asesinarlo "lo buscaron en su casa junto a su esposa y sus hijos".

"Matan civiles y afirman atacar objetivos militar, hasta el mismo diablo se avergonzaría de mentir así", espetó Gadafi.

El dirigente libio pidió a la ONU el envío de una comisión para investigar si la zona atacada era realmente un objetivo militar.

Asimismo, amenazó a la OTAN asegurando que "un día la situación podría revertirse" y entonces, "vuestras casas y vuestros hijos se convertirán en objetivos legítimos para nosotros".

En el mensaje, además de reiterar que no temía a la muerte, subrayó que la "batalla contra la cruzada de occidente" continuará "hasta el fin del mundo".

"No tenemos miedo y no estamos tratando de salvarnos. Vamos a resistir y la batalla continuará hasta que termine. Sin embargo, nosotros no abandonaremos y vosotros deberéis dar marcha atrás", concluyó Gadafi.