El mexicano Sergio Pérez esperará hasta después de la práctica del viernes para decidir si maneja en el Gran Premio de Europa de la Fórmula Uno.

El piloto de Sauber no compitió en el Gran Premio de Canadá tras sentir mareos en una práctica en Montreal, producto de un choque en la fecha previa del campeonato en Mónaco.

Ahora, esperará a practicar en el circuito callejero de Valencia para decidir si está listo para manejar el domingo.

"Si me siento totalmente bien, estaré de vuelta en el vehículo, pero si siento mareos, no manejaré", comentó el mexicano de 21 años. "Es importante estar seguro mañana que todo marche bien".

Pérez estuvo dos días hospitalizado tras sufrir una conmoción cerebral y una magulladura en el muslo al chocar en la clasificación del GP de Mónaco. El español Pedro de la Rosa lo reemplazó en Montreal.

"(Los médicos) siempre opinaron que era demasiado optimista pensar que podría regresar de inmediato después del accidente, porque fue un choque fuerte y creo que se necesita bastante tiempo de recuperación", relató Pérez, quien agregó que se sintió bien en el simulador esta semana.

"Todo cambia cuando estás en el bólido, pero creo que todo estará bien. Fue frustrante perderme las carreras por cuestiones de salud, pero también porque eran carreras muy buenas. Ahora estoy más motivado que nunca".