La prensa uruguaya afirma hoy que el equipo local Peñarol quedó "entre el dolor y el orgullo" tras perder por 2-1 anoche frente al brasileño Santos la final de la 52 Copa Libertadores de América.

"Peñarol demostró lo que son capaces de hacer los equipos uruguayos y peleó hasta el final por un título que mereció", afirma el diario "El Observador".

"Sentite campeón", agrega el matutino y destaca que el "Peñarol dejó el alma en la cancha, pero no se pudo traer el trofeo; igual mostró que algo está cambiando".

Para el diario, el equipo uruguayo dio "una prueba de coraje y rebeldía. Futbolísticamente Peñarol fue superado por Santos pero reaccionó en los minutos finales y a base de corazón terminó lavando su imagen en un torneo donde llegó más lejos de lo pensado".

"Un hincha provocó y el final fue lamentable", señala el matutino en referencia a los inicendentes registrados al terminar el partido.

"El sueño cayó en mil pedazos", señala "El País" y destaca que "se le escapó la sexta copa. Fue sin pesadilla porque hubo corazón".

El equipo uruguayo ganó la Libertadores en 1960, 1961, 1966, 1982 y 1987.

El Peñarol "se fue con la cabeza en alto", agrega.

"La peleó hasta el final", titula "Últimas Noticias" y destaca que "Neymar y sus secuaces dejaron por el piso la ilusión de Peñarol de volver a ser campeón".

"No alcanzó" titula "La diaria", "Peñarol lo dejó todo en la cancha pero fue superado 2-1 por Santos que se quedó con la Libertadores", agrega.

"Tristeza nao tem fim" señala "La República" y destaca que el Peñarol cayó ante el Santos "en una digna actuación".

"La derrota esfumó el sueño de conquistar la sexta Copa Libertadores de América. Un bochornoso incidente se produjo al final, cuando hinchas brasileños agredieron a los jugadores uruguayos", agrega.