La presidenta Cristina Fernández tuvo que ser trasladada a un sanatorio para recibir asistencia y someterse a estudios médicos este miércoles a causa de un corte en el rostro que sufrió como consecuencia de un golpe contra una reja a la salida de un acto oficial.

"En la finalización de un acto la presidenta Cristina Fernández sufrió un golpe contra una reja de seguridad que le produjo un pequeño corte y una hematoma en el cuero cabelludo", informó a la prensa el portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro.

El funcionario leyó un comunicado emitido por la Unidad Médica Presidencial.

Fernández fue trasladada al Sanatorio Otamendi de esta capital, donde "se le realizó una tomografía de cabeza y cuello, cuyo resultado fue absolutamente normal", completó el informe médico.

La presidenta se retiró de la clínica y deberá guardar reposo un día en la residencia de Olivos, suburbio al norte de la capital.

Scoccimarro no dio detalles sobre la causas del accidente.

En su primera actividad oficial tras anunciar en la víspera que buscará la reelección, Fernández inauguró el edificio anexo del Instituto científico Leloir.

Según reportaron medios locales, la mandataria se resbaló al bajar de una escalinata para saludar a seguidores y se golpeó contra la reja. Cuando sus asistentes advirtieron que tenía sangre en el rostro fue inmediatamente asistida y trasladada al sanatorio.