El grupo antimonárquico Republic dijo el jueves que la familia real les cuesta a los contribuyentes británicos cinco veces más de lo que se ha revelado.

Según Republic, los contribuyentes pagan más de 200 millones de libras (320 millones de dólares) para mantener a la reina Isabel II y su familia.

En cambio, las cifras oficiales divulgadas por el palacio indican que la familia real les cuesta menos de 40 millones de libras anuales.

Las cifras de Republic se basan en el costo de proveer seguridad a la familia real, el de los viajes por el país y al exterior y los ingresos generados por las tierras y empresas comerciales en manos de la familia.

Graham Smith, portavoz de Republic, dijo que la realeza británica recibe mucho más dinero de los contribuyentes que sus contrapartes en Holanda, Dinamarca y otras monarquías europeas.

"No hay suficiente transparencia", dijo. "Una monarquía puede ser mucho más barata. La siguiente más cara es la holandesa, y la monarquía británica cuesta más del doble".

Añadió que los sistemas presidenciales son mucho más baratos.

Funcionarios del Palacio de Buckingham dijeron que no responderán a Republic, y que prevén difundir sus propias cifras en las próximas semanas.

Republic incluye los ingresos que pierden los contribuyentes debido a que propiedades rentables como los ducados de Lancaster y Cornualles están en manos de la monarquía.

"La cuestión clave es que si nos deshacemos de la monarquía, esas propiedades pasarán de la Corona a la nación y los ingresos serán para el Tesoro", dijo Smith.