Airbus adelantó el jueves a Boeing en la carrera por ser el mayor fabricante aeronáutico del mundo tras recibir pedidos y compromisos por más de 72.000 millones de dólares en el Salón Aeronáutico de París, donde su nuevo modelo de reactor eficiente superó dos veces el récord del mayor pedido.

El éxito de Airbus no es un buen augurio para Boeing, con sede en Chicago, que recibió solamente 22.000 millones de dólares en nuevos pedidos y compromisos, poniendo en duda la capacidad de la empresa estadounidense para competir en un mercado donde prevalece el temor al encarecimiento de los combustibles.

El director general de Airbus Tom Enders y su colega de AirAsia, Tony Fernandes, firmaron el jueves un contrato por 18.500 millones de dólares del nuevo modelo A320neo, la estrella del salón de París.

Es el mayor pedido en la historia de la aeronáutica, superando el logrado el jueves por la aerolínea india de bajo costo IndiGo. Las líneas aéreas con frecuencia negocian un precio inferior al oficial cuando cursan un abultado pedido.

El anuncio fue formulado durante el Salon Aeronáutico de París, donde Airbus ha tenido un gran éxito con su modelo de alto rendimiento energético A320neo.

Airbus sostiene que el A320neo es un 15% más eficiente que el 737 de Boeing.

El acuerdo con AirAsia corona una sólida actuación en cuatro días de la muestra, con pedidos y compromisos de 730 aviones de 16 países. Enders dio a entender que la cifra podría aumentar antes de que el Salón concluya el domingo. "El show no ha terminado aún", insistió.

El éxito de Airbus ha obligado a Boeing a responder con una versión nueva de su 737 o un aparato completamente nuevo. La compañía estadounidense dijo que adoptará la decisión en los próximos meses, aunque mientras tanto Airbus sigue recibiendo pedidos de su A320neo.

Por su parte, Boeing anunció que recibió pedidos y compromisos récord por 142 aparatos por un valor de 22.000 millones de dólares a precios de catálogo en el Salón de París. Entre ellos figura uno de un cliente no identificado de su nuevo 747-8 Intercontinentals por valor de 4.700 millones de dólares.

Boeing minimizó la rivalidad en los pedidos, al indicar que no mantiene en reserva los acuerdos de compra solamente para anunciarlos en un salón aeronáutico.

___

Greg Keller puede ser contactado en: http://twitter.com/Greg_Keller