El abridor venezolano Freddy García lanzó siete sólidos episodios y el bateador designado puertorriqueño Jorge Posada conectó batazo de cuatro esquinas para llevar a los Yanquis de Nueva York a un triunfo por 4-2 sobre los Rojos de Cincinnati en el primer juego de una doble cartelera.

Con su victoria, los Yanquis se colocan de momento como líderes en la División Este de la Liga Americana, empatado con los Medias Rojas de Boston, que perdieron 1-5 contra los Padres de San Diego. Los Yanquis juegan el segundo duelo de la jornada contra los Rojos.

García (6-6) lanzó siete entradas, permitió tres imparables, dos carreras, dio una base y retiró a cuatro por la vía del ponche para acreditarse el triunfo.

El venezolano concluyó su trabajo con 89 lanzamientos, 60 de ellos a la zona perfecta contra 20 enemigos para dejar en 3,30 su promedio de efectividad.

El cerrador panameño Mariano Rivera (19) lanzó un episodio y ponchó a dos para acreditarse el rescate.

Rivera realizó 16 envíos, 10 perfectos, y dejó en 1,84 su promedio de efectividad.

El panameño se hizo de su décimo noveno rescate en 22 intentos, y suma registro de por vida de 66 salvamentos en juegos de serie interligas, incluyendo 22 consecutivos desde la campaña del 2006.

Mientras que Posada (7) conectó batazo de cuatro esquinas en el sexto episodio sobre los lanzamientos del abridor Mike Leake.

Posada se voló la barda al adivinar los lanzamientos de Leake, cuando había un corredor en el camino y un out en la pizarra, y desapareció la pelota por todo lo alto del jardín derecho.

Posada detuvo una racha de 126 turnos al bate sin conectar cuadrangular. El más reciente vuelacercas del boricua fue el pasado 23 de abril.

La derrota fue para Leake (6-4) en seis episodios, permitió cinco imparables, un jonrón, cuatro carreras, dio una base y ponchó a cuatro.