La canciller alemana Angela Merkel advirtió el miércoles que una reestructuración total de la deuda soberana griega tendría consecuencias "completamente incontrolables" en los mercados financieros.

Merkel indicó que una reducción del principal e intereses de la deuda griega no solamente haría peligrar la salud financiera de los bancos y otros acreedores que poseen bonos griegos, sino también instituciones que vendieron pólizas de seguros contra la quiebra de la nación helena.

Merkel indicó a una comisión parlamentaria que esos seguros contra un posible "default" tienen un valor nominal superior al volumen de la deuda.

Según Merkel, "nadie en el mundo sabe con exactitud quién posee esos documentos, quién tendrá que pagar y cuánto".

La canciller desea dar a los acreedores privados contribuyan al siguiente crédito de contingencia que necesitará Grecia, aunque de forma voluntaria.