La Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) apremió hoy a los poderes del Estado haitiano a hacer todo lo posible "para dotar al país, sin más tardanza" de un gobierno que pueda trabajar en los grandes asuntos que afectan a la nación.

La fuerza multinacional de la ONU hizo este llamamiento en un comunicado en el que afirma que toma nota del rechazo de la Cámara de Diputados al nombramiento como primer ministro de Daniel Rouzier, propuesto por el presidente Michel Martelly.

La cámara legislativa rechazó este martes por 42 votos en contra y 19 a favor el nombramiento de Rouzier como primer ministro, por lo que Martelly deberá ahora proponer otro aspirante.

La misión de la ONU aboga por la pronta formación de un ejecutivo que, de acuerdo con el Parlamento, los políticos, la sociedad civil y la comunidad internacional pueda trazar "los grandes ejes de la estrategia presidencial por la educación, el empleo, el estado de derecho y el medio ambiente".

"Cada día que pasa posterga más el arraigo de la nueva dinámica política constructiva reclamada por los ciudadanos por la vía de las urnas", señala la nota.

La Minustah concluye que no hay duda de que los haitianos quieren ver las grandes tareas pendientes "incluidas las relativas a la mejora de sus condiciones de vida, avanzar lo más rápidamente posible".